Los irlandeses se caracterizan por su fuerza y deportes rudos, por lo que el Hurling no podía ser la excepción. De origen celta y practicado con gran asiduidad desde el siglo VIII se ha convertido en el deporte insigne de Irlanda.

Se conoce también como el hockey hierba y fue prohibido a principios del siglo XVI por su excesiva agresividad.

¿Cómo se juega el Hurling?

El Hurling es el juego de equipo más rápido a nivel mundial. Cada equipo tiene 15 jugadores, cada uno de ellos usa un bastón, y se deben disputar una pelota de 7 centímetros en un terreno igual al de un campo de balón mano.

Con un arquero a cada lado, y seis jugadores en la cancha se da inicio al juego. Aunque está permitido coger la bola si se encuentra en el aire no se puede avanzar con ella más de tres pasos, lo que obliga a los jugadores a transportarla sobre el bastón de forma equilibrada o con pequeños saltos.

Igual que en el hockey si deseas hacer el pase a un compañero en el Hurling debe efectuarse mediante un golpe a la bola con el bastón, y puedes realizarlo como si fuera un batazo.