El Gateball es un deporte extraño creado en 1947 por Suzuki Kazunobu, inspirado en el croquet, es un juego rápido, que puede realizarse a cualquier edad, apenas se necesita una cancha rectangular de 15 metros de ancho por 20 metros de largo.

Como jugar el Gateball

Para el Gateball se necesitan dos equipos, con máximo cinco jugadores en cada uno de ellos. Uno es de color rojo y otro de color blanco, con bolas numeradas que corresponden a su orden de juego. Las bolas pares son blancas y las impares rojas, están numeradas de 1 a 10. Los equipos obtienen puntos por cada pelota golpeada a través de una puerta y dos puntos si se golpea el poste de gol.

Se juega por tiempos de treinta minutos, lo más curioso es que el equipo rojo siempre jugará primero, y el equipo blanco, tendrá el último turno.

Por cierto, cada cuatro años se celebra el campeonato mundial de Gateball. El primero se celebró en 1986 en Hokkaido, y actualmente tiene una federación japonesa, una europea y una suramericana con sede en Brasil, así que como ves, dentro de los deportes extraños es uno de los más conocidos.

¿Qué necesitas para jugar Gateball?

No requieres demasiados elementos para jugar gateball, solo un stick o mazo que tiene una pieza sólida de 18 a 24 cm de largo. Tiene forma cilíndrica de 3.5 a 5 cm de diámetro. También necesitarás diez bolas esféricas de resina sintética, con un peso de aproximadamente 230 gramos y un diámetro de 7.5 centímetros.

El Gateball tiene una destreza intelectual que se compara al ajedrez, ya que los jugadores deben pensar el orden de juego y hacia donde arrojar las bolas para lograr una mayor cantidad de puntos. Una vez que conozcas las reglas seguro te encantará, además, lo pueden jugar todas las personas ¡sin límite de edad!