Historia y Orígenes del Fútbol Sala o Futbito

Este es un juego que tiene sus inicios en Montevideo, Uruguay en el año 1930. Y es que en este año la selección nacional de fútbol Uruguaya había obtenido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos y además de ello había ganado el campeonato mundial, de esta manera se hizo una efervescencia por practicar este deporte.

El verdadero problema era la falta de espacios libre para que los jóvenes y los niños practicarán el deporte, en ese momento el baloncesto tenía buena reputación entre las personas, pero paso a ser desplazado por el fútbol, el cual se practicaba en estas campos de fútbol primitivos.

Es allí donde el profesor Juan Carlos Cerini observaba a los jóvenes jugar fútbol en la pista de baloncesto en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA), y al ver que no tenían portería, las dibujo con tiza sobre la pared. Se dice que años más tarde los brasileños observaron que este nuevo juego no poseía reglas como las del Futbol Soccer.

El objetivo de esta variedad siempre sigue siendo la misma, es decir, meter el balón en la portería contraria para marcar un gol. El fútbol sala es una mezcla de diferentes deportes, y sus reglas nos lo confirman ya que existen dos equipos de 5 jugadores que es el mismo número de jugadores de baloncesto,  cada equipo cuenta con un portero, quien puede tocar el balón con las manos, mientras que sus compañeros solamente con los pies.

Además el partido dura solamente 40 minutos que es la duración de un partido de baloncesto, y las medidas de la cancha son iguales a las del balonmano, los porteros se rigen por las reglas del waterpolo.

Este deporto tuvo una gran aceptación en Uruguay y rápidamente se diseminó en Sudamérica en 1965 se creó la Confederación Sudamericana de Fútbol de salón, disputándose el primer campeonato de este deporte

Luego de esto se creó la FIFUSA, la federación internacional de Fútbol de Salón, en Sao Paulo Brasil en el año 1971, organizando y ejecutando el primer mundial de esta categoría de futbol sala o futbito.

Categorías Fútbol sala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *