El Netball no es nuevo, empezó a finales del siglo XIX, con unas reglas muy similares a las del basquetball, los equipos que concursan son de mujeres, aunque no se les ha impedido a los hombres jugarlo, y fue reconocido en 1995 por el comité olímpico internacional, aunque, aún no han realizado competencias en los juegos olímpicos.

¡Fácil de jugar y muy divertido!

Uno de los puntos más llamativos del Netball es que la pista de baloncesto tiene una longitud de 30 metros por 15 de ancho, y se divide en tres partes.

Dos grupos de siete jugadoras cada uno compiten por hacer la mayor cantidad de puntos encestando un balón de cuero que pesa en promedio 400 gramos y mide 700 milímetros de circunferencia, ¿la dificultad? Cada chica tiene asignada una posición determinada, así que no puede moverse mucho dentro de la cancha.

Cuatro tiempos de quince minutos conforman la totalidad de un partido de Netball. La canasta donde se anota no tiene un tablero detrás, por lo que los lanzamientos deben ser bastante precisos para encestar, pues no hay rebotes que contribuyan a realizar las anotaciones.

Además, las jugadoras de Netball solo pueden mantener el balón por tres segundos, debiendo pasarla a otra compañera o lanzarlo para encestar, lo que aumenta el grado de dificultad y rapidez en el juego.

Cada porción inicia con cuatro chicas en el círculo central listas para recibir un pase. A defender e impedir los pases las jugadoras deben estar al menos a 90 cm de distancia de quien sostiene el balón.

El Netball es un deporte extraño pero muy interesante, si lo observas se ve como el basquetbol pero sin driblar el balón, así que requiere bastante coordinación y agilidad, además no existe contacto físico entre las jugadoras, por lo que las lesiones por esta causa son muy raras.

Es ideal para todas las edades ¿Te animarás a jugarlo?